Ofrezca un valor añadido a su personal incluyendo en su retribución un seguro de salud para empleados.

De esta forma, sus empleados y sus familiares podrán acceder a los mejores servicios de salud con una prima inmejorable.

Podrá elegir el médico y centro de su interés entre los concertados por la compañía aseguradora en las modalidades sin copago o con copago. En esta última, como usted asume una parte del coste de los actos médicos, la prima resultante es más competitiva.